De innovación, TIC y otras cosas

De innovación, TIC y otras cosas

Hubo un tiempo, no muy lejano, cuando la eclosión educativa de lo que se vino a llamar Web 2.0, allá por los años 2004 y en adelante, que raro era el día que no aparecía una nueva herramienta mágica que nos asombraba con sus posibilidades y venía a tapar, por asombrosa, a las anteriores. Muchos docentes inquietos no dispusimos a utilizar y a ensayar bien con nuestros alumnos o bien a nivel personal nuevas formas de hacer cosas que ya veníamos haciendo e incluso cosas nuevas que nunca habíamos hecho ni pensado hacer.
Docentes punteros, unos fascinados por las TIC y otros entusiasmados con la docencia y las TIC, que no es lo mismo, comenzaron a usar, juguetear, aprender y utilizar esta nuevas herramientas, y así, aparecieron muchas y variada experiencias educativas de diversa índole y que, en todos los casos, se presentaban como innovaciones educativas la mayoría de ella sin serlo y algunas no llegaban a ser ni innovadoras.
Pasados los años y saturada la capacidad de asombro de las nueva herramientas y si volvemos la vista atrás, podremos observar que sí bien se podría hablar de “innovación” son pocas las experiencias que podríamos calificar como verdaderas innovaciones educativas.
Tendría que aclarar lo que entiendo por innovación educativa y así a bote pronto decir que por ello entiendo lo que se aleja más o menos de un modelo de enseñanza memorístico-reproductivo-libresco-pasivo-selectivo y que vaya hacia un modelo creativo- cooperativo-imaginativo-integrador, pero sobre todo que afecte sustancialmente a tres elementos que consideró clave tales como son un nuevo enfoque de los contenidos, un nuevo tratamiento de la metodología y nuevas formas de evaluación.
Así, desde este punto de vista, observando todas esas experiencias difundidas en congresos y jornadas educativas y en la propia red, son pocas las que según mi criterio pueden ser consideradas como verdaderas innovaciones educativas y solo se han quedado en un buen o mal uso de herramientas TIC sin llegar a suponer ningún cambio en los elementos claves que mencione anteriormente.
Que no es oro todo lo que reluce ya lo sabíamos pero también es verdad que han salido a la luz verdaderas prácticas innovadoras de docentes a pie de aula que no escriben libros, ni en revistas especializadas, que no son “primeras figuras” en el ámbito educativo y que sin embargo han sido capaces de desarrollar verdaderos enfoques innovadores dentro del aula, cambiando la esencia de un modelo educativo anacrónico y caduco y ofreciendo desinteresadamente, al mejor estilo 2.0, sus experiencias al resto de la comunidad educativa.
Se ha hecho más énfasis en la tecnología que en la pedagogía y he asistido a muchos fuegos de artificio, he oído y visto a “vendedores” del uso educativo de las TIC que para nada han hablado ni de pedagogía ni de didáctica y eso, creo yo, no conduce a ninguna parte.
Mi querido y admirado Prrofesor Potachov de Moldavia lo expresa mejor con sus viñetas que yo con mis palabras.

EDUCACIÓN Y T.I.C.

Sin Comentarios

Deja tu comentario