Clases particulares para progresar bien

    Clases particulares para progresar bien

    Ahora que todos los estudiantes han vuelto a las aulas, comienza una temporada llena de apuntes, tareas, horas de estudio y exámenes que a muchos puede llegar a agobiar. Además, el continuo cambio de leyes en educación hace que los propios profesores a veces no sepan cómo enfocar realmente una buena clase.

    El ritmo de aprendizaje es el mismo para todos, pero no todos los estudiantes pueden seguirlo de la misma forma, y muchos acaban quedándose atrasados en una o varias materias, con el consecuente suspenso en la evaluación. Muchos padres y estudiantes toman el camino correcto apuntándose a clases particulares para que un profesor, experto en la materia que puede estar costándole más, le guíe y ayude a volver a ponerse al nivel del resto y del que exige la materia. Son muchos los beneficios que podemos obtener si nos apuntamos a clases particulares con un buen profesor. El problema viene dado cuando no sabemos dónde buscar profesores, ya que muchas veces los anuncios que vemos por la calle o en internet no son de personas realmente cualificadas y pueden hacer más daño que bien.

    Uno de los principales problemas que encontramos a la hora de apuntar a nuestros hijos a clases particulares es qué profesor nos tocará. En esto internet puede echarnos una mano y hay algunos portales en los que se cuenta con diferentes profesores que ofrecen su servicio según la asignatura y el lugar donde vivamos. Introduciendo la materia que queremos reforzar, el lugar en el que vivimos y el nivel que estamos estudiando podremos ver el perfil de diferentes profesores que se adecuan a lo que estamos buscando. Entre otras cosas, podremos conocer sus estudios, experiencia, el método pedagógico que utilizan y otros datos que pueden interesarnos. A través del mismo portal podemos ponernos de acuerdo con el profesor para establecer los horarios y los honorarios con los que cerraremos el acuerdo. Son pocos los portales que ofrecen una forma tan rápida y segura de contactar con profesores particulares.

    Es muy importante prestar atención a cualquier problema que haya en los estudios para ponerle solución y que no haya riesgo de quedarse atrás. Esto puede suponer una pérdida de motivación para el estudiante, que llega a afectar al resto de asignaturas. También, al comienzo de las clases (primeros meses), es bueno contratar un profesor particular para refrescar la memoria de lo dado el año anterior y, así, poder coger el ritmo mucho más rápido. Las clases particulares pueden hacer que, además de seguir un buen ritmo, el alumno sienta un interés mayor en la asignatura, gracias al punto de vista y al método de enseñanza que aplicará el nuevo profesor.

    Sin Comentarios

    Deja tu comentario