Cómo aprender un nuevo idioma

Cómo aprender un nuevo idioma

aprender idiomas

Cada vez más la formación es un valor seguro. En un mundo tan competitivo y en medio de una sociedad en crisis es necesaria la educación para encontrar empleo o progresar. Sin embargo masters, carreras o formaciones profesionales pueden quedar incompletas si carecemos de conocimientos de idiomas.

Así encontrar una buena escuela de idiomas es imprescindible para nuestro futuro laboral tanto si buscamos un trabajo donde vivimos como si la adversidad nos hace ir más allá de nuestras fronteras: el mundo aquí o allí es global y hablar más de una lengua nos ayuda a que cualquier relación, laboral o social, sea más fácil. ¿no es más fácil vivir donde hallemos un trabajo que empeñarse en estar donde este escasea?

Una academia de idiomas completará tu formación, sea cuál sea ésta. A la hora de valorar una u otra debes atender a los siguientes puntos:

Flexibilidad de horarios y ubicación. Poder elegir entre diferentes horas y días, así como centros, o incluso alternar entre el aula normal y el virtual, lo que te ayudará a organizar tu vida y tu aprendizaje.

Profesores nativos.

Un alto porcentaje de clases orales. Si las lecciones consisten en corregir ejercicios en un libro puede que no aprendas mucho y lo hagas despacio. La conversación y la práctica es el mejor método.

-Atención personalizada y grupos reducidos

Precio. En estos casos las gangas no son buenas. Observa que porcentaje de los factores anteriores cumple la escuela y verifica si hay reconocimientos oficiales o preparación para los exámenes de este tipo para ver si te compensa la tarifa, aunque siempre puedes valorar si hay ‘bonos de clases’ o descuentos para desempleados.

-Actividades y herramientas complementarias. También es importante poder nutrirse de elementos audiovisuales, especialmente listenings y servirse de las nuevas tecnologías. Excursiones, cine, teatro, intercambios o viajes son otros alicientes y maneras de aprender

Otro punto a considerar es el idioma que queramos aprender.

–          Lo primero te debe gustar, no elijas uno que te produzca rechazo.

–          Por uso extendido y conocimiento general un curso de inglés es muy útil (aunque no todo el mundo lo hable como lengua materna todo el mundo lo chapurrea con lo que es acierto seguro).

–          Quizás te gusten las lenguas latinas (tan románticas) o prefieras empezar por algo ‘más familiar’, con lo que puedes aprender italiano o portugués.

–          Si piensas en una proyección estratégica y no eres miedoso ruso, chino y árabe son buenas opciones cada vez más demandadas.

–          ¿Conoces las lenguas de tu país? Probablemente no hayas escuchado la sonoridad de idiomas como el catalán, el vasco o el gallego, que son preciosos y  nuestros y te ayudan a moverte, a disfrutar y amar al 100% el lugar en el que nacieron, especialmente si quieres residir en ellos.

¿ Aún no hablas más que una lengua? ¿ Atrévete? Cuánto antes empieces, mejor.

 

1 Comentario

Deja tu comentario