Tener en cuenta al escoger carrera universitaria

Tener en cuenta al escoger carrera universitaria

Si estás a punto de emprender el camino para iniciar estudios de educación superior, es importante a la hora de elegir un programa académico o una ‘carrera’ como se conoce popularmente, tener suficientes argumentos para tomar decisiones que te permitan llenar las expectativas y alcanzar las metas trazadas en tu proyecto de vida.

De acuerdo con diversos estudios el principal factor que lleva a los estudiantes a desertar o retirarse de sus estudios está relacionado con el bajo nivel académico y las deficiencias en la preparación previa que se traen desde el colegio, seguido por las condiciones económicas del estudiante o de su familia y, la orientación vocacional que éste recibe durante la etapa previa a sus estudios superiores. Si deseas iniciar tus estudios superiores y “no morir en el intento”, ten en cuenta las siguientes 5 reglas de oro.

1. Conoce tus puntos fuertes y débiles. Puedes hacerte una idea teniendo en cuenta las materias que más te gustan del colegio y con las que obtienes mejores calificaciones.
En cuanto a las debilidades académicas, las instituciones de educación superior desde un tiempo para acá y dadas las necesidades de los bachilleres recién egresados, han venido implementando cursos de nivelación en los primeros semestres con énfasis en matemáticas y lectoescritura, tutorías docentes y monitorias dirigidas por estudiantes de semestres avanzados. Por ello es importante que averigües si la institución a la que deseas ingresar te brinda este tipo de ayuda para que puedas estar a la par con las nuevas exigencias que tendrás que afrontar en el mundo de la educación superior.

2. Revisa el ‘pénsum’, es decir el plan de estudios de la carrera profesional de tu preferencia. Si llega la hora de escoger el programa académico que más te convenga es necesario que conozcas cuál es el plan de estudio que éste posee, en otras palabras, las materias que vas a ver a lo largo del desarrollo de los semestres. Esto te permitirá hacer una relación entre tus fortalezas académicas y las materias del programa académico. También podrás identificar en qué competencias y habilidades saldrás con mayor fuerza al mercado laboral.

3. Averigua cuál es la situación en el mercado laboral de tus ‘posibles colegas’. Saber cuánto están ganando esos profesionales; cuántos de ellos tienen un empleo formal, cuántos se han graduado desde el año 2001, entre otro tipo de información.

4. De ser necesario, pregunta por planes de financiación o apoyo económico para costear tus estudios superiores. Existen diferentes fuentes de financiación o apoyo económico que pueden ser ofrecidos por entidades públicas o privadas.

Si aún no tienes claro qué quieres estudiar te recomendamos que hables con un orientador profesional, él o ella te podrán ayudar a encontrar la profesión ideal para ti.
Evalúa todas las alternativas y elije la que más te convenga. Lo más importante, no permitas que otras personas escojan tu futuro.

Sin Comentarios

Deja tu comentario